El Impacto Humano Sobre el Planeta

huella humana

Si queremos realmente salvar nuestro planeta y permitir la supervivencia de nuestra especie, debemos comenzar por reconocer que uno de los principales factores, si no el único, que pone en alto riesgo la misma es la propia intervención humana sobre los ecosistemas.

Desde su formación, nuestro planeta ha sufrido cambios y modificaciones hasta alcanzar su actual estado de evolución, con la formación de toda la biodiversidad de vida que arropa. Esa vida es sustentada y sostenida por todos los fenómenos naturales y funciones biológicas que en ella se producen y que, por su misma naturaleza, se mantienen ecológicamente equilibrados. Justamente, es ese equilibrio ecológico quién garantiza la continuidad de la vida al mantener la relación subsistencia-supervivencia-subsistencia, en una constante retroalimentación.

La amenazas que colocaban en riesgo el equilibrio ecológico y la supervivencia de las especies, eran todas causas naturales; terremotos, tifones y hasta la caída de meteoritos, eran los que determinaban la existencia o, en todo caso, la transformación de la biósfera y la biodiversidad en la vida terrestre.

Toda la vida en nuestro planeta transcurría bajo las leyes de la selección natural de las especies… hasta que hizo su aparición el ser humano. Desde que abandonó la caverna, dominó el fuego y construyó su primer refugio, el Hombre comenzó a imponer su huella transformadora en los territorios que ocupaba. Todo su accionar se tradujo en un proceso transformador del planeta que abarca, desde pequeñas transformaciones puntuales hasta verdaderos ecocidios presentes al día de hoy.

Este blog pretende tocar todos los temas posibles relacionados a las consecuencias planetarias que ha producido esa huella humana, sus resultados positivos y negativos, y cómo afecta a nuestra supervivencia las decisiones que podamos tomar en la búsqueda de nuestros beneficios; cómo es afectado el frágil equilibrio ecológico por nuestras acciones personales o colectivas y, sobre todo, cómo podemos revertir, mitigar o evitar los posibles daños ecológicos que nuestra huella pudiese haber dejado en nuestro caminar existencial.

Bajo esta óptica,  el mundo por construir que se nos presenta por delante es inmenso. Nuestro compromiso con la vida es impostergable. Remediar errores pasados es indispensable. La responsabilidad es compartida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s